Legalización de instalaciones eléctricas existentes

La instalación eléctrica de un edificio o local tiene la función de suministrar energía eléctrica,  garantizando la seguridad  de las personas y el buen funcionamiento de los aparatos. Pero si la instalación no reúne las condiciones adecuadas, puede suponer un grave peligro tanto para las personas como para el inmueble, provocando importantes incendios o  fatales electrocuciones que en todo caso, serán responsabilidad del titular, propietario o comunidad de propietarios.

En éste sentido, en el caso de no disponer de la legalización de la instalación, la cobertura de la póliza de seguro que haya contratada puede no cubrir ninguno de los múltiples daños ocasionados por la instalación, ya que la legalidad de la misma es responsabilidad exclusiva de su titular.

El riesgo que estamos considerando contempla directamente responsabilidades ineludibles frente a una demanda por lo civil, aunque puede llegar fácilmente a contemplar incluso responsabilidades de tipo penal en el caso de víctimas.

Bomberos en incendio eléctrico de comunidad sin legalizacion

El Reglamento electrotécnico de baja  tensión (REBT) vigente especifica que entre otros, las instalaciones comunes de los edificios de viviendas con una potencia superior a los 100kw cada 10 años y los  aparcamientos de más  de 25 plazas, piscinas de más de 10 kW y locales de pública concurrencia cada 5 años están obligadas a pasar  una inspección periódica  por parte de una entidad de inspección y control.

Pasar ésta inspección acredita el cumplimiento de la normativa y por lo tanto garantiza el cumplimiento de éste requisito para obtener la cobertura de su póliza de seguro ante un siniestro ocasionado por la instalación eléctrica. Para pasar la inspección es imprescindible disponer de la documentación de puesta en funcionamiento y legalización  de  la misma, pero es habitual que ésta se haya extraviado en edificios antiguos, especialmente aquellos con más de 15 años.

Ante esta  situación, se dispone de la instrucción 1/2015, donde se establece un procedimiento especial para la legalización  de estas instalaciones. Ésta instrucción además permite de forma excepcional legalizar las instalaciones de acuerdo con la normativa vigente en el momento en la que se ejecutaron y no con la normativa actual, esto significa que se evita tener que reformar prácticamente la totalidad de la instalación.

Si la instalación  de su  edificio o negocio no está legalizada contacte conmigo. Le indicaré los pasos y la documentación que necesita para legalizar su instalación y cumplir con su obligación normativa como titular de la misma, de la forma más económica y eficiente posible.

¿POR QUÉ HAY QUE LEGALIZAR LAS INSTALACIONES ELÉCTRICAS DE NUESTRO EDIFICIO?

  • Por seguridad de los bienes y de las personas.
  • Porque en el caso de un siniestro la compañía  aseguradora podrá declinar su  responsabilidad, dejándole a usted sin cobertura ante el siniestro.
  • Por imperativo legal, porque de no hacerlo se expone a sanciones económicas y administrativas por incumplir la ley.
  • Porque el coste económico de la legalización  en base a la instrucción es infinitamente menor a una renovación total de la instalación según la normativa actual.
  • Porque garantiza una mejora muy significativa en la eficiencia del consumo de energía del edificio.

¿QUÉ INSTALACIONES ESTÁN OBLIGADAS A PASAR UNA INSPECCIÓN PERIÓDICA?

Entre otros, están obligadas a pasar  una inspección periódica por parte de una Entidad de Inspección y Control (EIC) las siguientes:

  • Instalaciones comunes de edificios de viviendas con una potencia instalada superior a los 100kw.
  • Aparcamientos de más  de 25 plazas.
  • Piscinas con más de 10 kw.
  • Locales de pública concurrencia en todo caso, bares, restaurantes, cafeterías, etc.

¿CON QUÉ PERIODICIDAD HAY QUE PASAR LA INSPECCIÓN?

Cada 10 años en  el caso de las instalaciones comunes de edificios de viviendas con una potencia instalada superior a los 100kw.

Cada 5 años en el caso de aparcamientos de más de 25 plazas, piscinas de más de 10 kW y locales de pública concurrencia, como bares, restaurantes, cafeterías, etc.

¿QUÉ INSTALACIONES EXISTENTES SE PUEDEN LEGALIZAR SIGUIENDO LA INSTRUCCIÓN 1/2015?

Las instalaciones existentes que se pueden legalizar según lo establecido en la instrucción 1/2015 son aquellas que estén obligadas a pasar una inspección periódica, que no tengan documentación y que dispongan de antecedentes que acrediten la fecha de su puesta en funcionamiento, como puede ser una factura del suministro eléctrico, los estatutos d ela comunidad, certificación catastral o algún documento notarial.

 Principalmente:

  • Instalaciones comunes de edificios de viviendas con una potencia instalada superior a los 100kw.
  • Aparcamientos de más  de 25 plazas.
  • Piscinas con más de 10 kw.
  • Locales de pública concurrencia en todo caso, bares, restaurantes, cafeterías, etc

¿QUÉ TENEMOS QUE HACER PARA LEGALIZAR LA INSTALACIÓN DE NUESTRO EDIFICIO?

Para legalizar la instalación  eléctrica existente hay que seguir el siguiente procedimiento:

Solicitar a una Entidad de Inspección y Control homologada (ECA, TÜV, OCA-ICP, ATISAE, SGS…) la inspección  de la instalación y entregar la siguiente  documentación:

  • Declaración responsable donde se haga constar la inexistencia  de la documentación relativa a la legalización de la instalación.
  • Copia del contrato del suministro eléctrico subscrito con la empresa distribuidora de energía o cualquier  otro documento que justifique la antigüedad de la instalación, según el caso.
  • Una factura del consumo eléctrico.
  • Memoria técnica simplificada de la instalación incluyendo esquema unifilar firmada por técnico competente, ingeniero.
  • Contrato de mantenimiento  suscrito con una empresa instaladora autorizada.

La EIC incorpora la documentación al expediente y lleva a cabo  la inspección de la instalación. Si ésta reúne las características establecidas por la normativa descritas en la memoria y los esquemas, la EIC emite el acta favorable de la inspección periódica, con la que se acredita su legalización y mediante la que se inscribe la instalación en el registro correspondiente RITSIC.

PARA LEGALIZAR NUESTRA INSTALACIÓN, ¿TENDREMOS QUE HACER OBRAS?

La legalización de una instalación eléctrica existente no siempre implica  hacer obras. Hay que ver el estado actual de la instalación y si cumple íntegramente con las condiciones establecidas por el reglamento vigente que había cuando se ejecutó, no será necesario hacer obras.

En todo caso siempre es recomendable intervenir en la instalación para mejorar su eficiencia.

¿EN QUE LES PUEDO AYUDAR?

 Con  la voluntad de asegurar el éxito del proceso de legalización  de su  instalación si contrata mis servicios me encargaré de:

  • Redactar la documentación técnica exigida (memoria simplificada de la instalación, esquemas, etc.)
  • Le facilitaré un dictamen previo de la instalación no vinculante, sobre los defectos que ésta presente tras una inspección ocular de la misma. Éste dictamen previo le servirá para solicitar presupuesto de reparación a instaladores autorizados y cumplir de ésta manera con la normativa de aplicación.
  • Le puedo asesorar en la valoración de los presupuestos presentados por los distintos instaladores autorizados.
  • Me encargaré de la tramitación del expediente ante la entidad de inspección y control.
  • Estaré presente en las inspecciones reglamentarias con la entidad de inspección y control para la legalización de la instalación.

No dude en conocerme mejor, consultando los apartados de experiencia, confianza y contactando conmigo en el apartado de contacto.

Nicolás Pueyo Blazquez. Tlf.: 636023639. E-mail: info@ingenierotarragona.com